viernes, 30 de mayo de 2014

Regalo para mi esposo querido

Yo tengo el mejor esposo del mundo: mi amigo y compañero de fatigas. Se llama Antonio y es de San Fernando, Cádiz. Llevamos 16 años casados y siempre hemos estado juntos, excepto cuando el año pasado se pateó Andalucía de una punta a la otra por el trabajo del SAS. Han sido momentos muy difíciles para los dos pues, aunque sabemos que hay que ir a donde está el trabajo, no por eso nos conformamos. Este lunes fue su cumple y le hice este pequeño presente, lleno de amor y color (y flores y mariposas que no faltan en mis trabajos jejeje). Le ha gustado mucho y por eso lo muestro.
He usado dos triángulos de esos que se venden en los chinos, tienen una base de decopage con servilleta llena de rosas, a las que cubrí con gesso y pinturas acrílicas. He usado pasta de modelar con una plantilla de Heidy Swapp que me gustó mucho. Las flores fueron hechas de materiales reciclados: de cartoncillo duro que venía en una caja de perfume y otras de cartón corrugado de cajas de huevos. Hay mucho dorado, las letras las dibujé a mano en cartón ondulado y las pinté con acrílicas. Bueno, si se fijan bien descubrirán todas las técnicas usadas, pues no quiero cansarles con la descripción.